Get Adobe Flash player
Buscar

Victorina MendozaEsta mañana falleció uno de los personajes más querido y admirado de nuestra ciudad, Victorina Mendoza “Ña Vitoca”, tenía 86 años de edad. Sus restos son velados en sala ubicada en calle Intendente Bode 1031 y serán inhumados este jueves a las 10 hs. en el cementerio municipal.

Homenaje en vida

En noviembre del año 2000, en los salones del Centro Social de San Javier tuvo lugar la presentación del primer disco compacto del conjunto local Pisando Espinas, titulado “Por un amigo” , que vio la luz junto al video “Pasacalles del amor” .

Esta agrupación integrada en su totalidad por sanjavierinos, profetas en su tierra, que le cantan a los habitantes de la costa y pretenden llevar la música litoraleña a todo el país.

En la presentación dieron a conocer sus trabajos y el director del grupo, Luis Carco Álvarez -canto y glosas- integrado Orlando “Lilo” Gorosito, en acordeón y piano; Luis Oviedo, en acordeón de tres hileras; Aníbal Mendoza, guitarra, canto y sapucay; Leonardo Gutiérrez, primera guitarra y güiro; Alejandro Orellano, de 14 años, percusión y Carolina Bieri “la calandria costera”, en canto.

Entre los 10 temas que incluyó en disco hay uno dedicado a Victorina Mendoza, “‘Ña Vitoca”, una pescadora que durante varias décadas recorrió diariamente las calles de San Javier con su carretilla para ofrecer el producto de la pesca. La letra de la canción pertenece a Juan Carlos Pérez y Carco Álvarez, mientras que la música es de Aníbal Mendoza y Juan L. Gutiérrez.

ÑA VITOCA

Para vos Victorina Mendoza, pescadora sanjavierina, hoy Pisando Espinas, quién te quiere homenajear, y de esta forma llegar a los rincones más lejanos, donde viven mis hermanos de mi lindo San Javier.

Antes que salga el lucero, ya se encuentra levantada, y a pesar de sus setenta, ella no los tiene en cuenta y está lista pa´ trabajar.

La pavita esta chillando, el mate va a comenzar, esperando la canoa que el pescado le traerá.

Por la mañana la podes ver con el tranquito apurado, recorriendo a San Javier, ofreciendo sus pescados, empujando con esfuerzo la carretilla, está ganando pal día.

Con frío, con lluvia o calor, a veces contra el pampero, allá va Ña Vitoca, con su enorme sobrero.

Después de venderlo todo, ella vuelve con alegría, se va rumbeando pal paso, cargada e ´mercadería.

Ejemplos que da la vida, ejemplos para imitar, ejemplar trabajadora que es digna de destacar.

Para Ud. Doña Victorina, esto es lo que hacemos, homenajearla en vida queremos…y que se grave en la memoria. Vitoca ya sos historia de mi lindo San Javier.

Conjunto Pisando Espinas

FOTO: Archivo de Isabel Attademo

FUENTE: Diario El Litoral y archivo de Isabel Attademo

Los comentarios están cerrados.

Archivos